Los 18 mitos sobre la diabetes

 

  1. La diabetes es una enfermedad contagiosa.

Falso. La Diabetes Mellitus (DM) es un grupo de desórdenes metabólicos caracterizados por niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia), como resultado de defectos en la secreción por el páncreas de la hormona insulina (DM tipo 1), la acción de la insulina (DM tipo 2) o ambos. Es decir, no es una enfermedad infecciosa.

  1. La diabetes se hereda.

En el caso de la diabetes 1 esta afirmación no es correcta puesto que es una enfermedad idiopática y afecta en su mayoría a personas jóvenes. Por el contrario, en la diabetes tipo 2, sí que influyen antecedentes familiares, al igual que los hábitos de vida.

 

  1. Una dieta rica en azúcares (dulces) causa diabetes

No necesariamente. El consumo de azúcares en sí mismo no es causa directa de diabetes; tanto las personas que comen dulces como las que no, pueden ser diagnosticadas de diabetes en algún momento de su vida.

 

  1. La diabetes es una enfermedad grave.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento mantenido de la glucosa en la sangre que se asocia con el mal funcionamiento y el daño a largo plazo de varios órganos, especialmente ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos. Por tanto, una diabetes mal controlada puede incluso causar la muerte, de hecho, 25000 españoles mueren anualmente por esta causa y en el mundo cada 7 segundos fallece una persona en relación a esta enfermedad.

 

  1. Se puede llevar una vida normal siendo diabético.

Verdadero. Para una persona que padece este enfermedad, lo más Dibujo-d1importante para no tener complicaciones es: tener una buena información diabetológica y de salud para mantener unos buenos hábitos, tratamiento farmacológico dependiendo del caso; y seguimiento del especialista.

 

 

  1. La diabetes se puede prevenir.

La diabetes tipo 1 es idiopática, por tanto sin causa justificada y no prevenible. La diabetes tipo 2, sin embargo, sí se puede prevenir puesto que un gran porcentaje de los casos están relacionados con otras patologías asociadas a hábitos no saludables (obesidad, sedentarismo etc). Por tanto, evitando factores de riesgo como tener sobrepeso-obesidad, podríamos prevenir la diabetes tipo 2.

 

  1. Todos los diabéticos acaban inyectándose insulina.

Falso. Dependerá de la progresión de la enfermedad. Muchas personas con diabetes tipo 2 inicialmente pueden mantener un buen control de sus glucemias sin necesidad de tratamiento farmacológico. Inyecciones de insulina podrían llegar a su fin

Sin embargo, con el tiempo el cuerpo gradualmente produce menos insulina por lo que serán necesarios los antidiabéticos orales e incluso inyección insulina.

 

  1. La diabetes es una enfermedad que solamente afecta a personas de edad avanzada.

gordo-traFalso. Depende del tipo de diabetes, ya que el tipo 1 afecta a personas más jóvenes; y la tipo 2 sí que suele afectar a mujeres y hombres a partir de los 40 años, aunque cada vez aparecen casos en edades más tempranas debido al sobrepeso infantil.

 

 

  1. La diabetes solo afecta a los países ricos.

Falso ya que la zona con mayor prevalencia de diabetes es el sudeste asiático, siendo la India el país más afectado. Tanto Europa como América tienen similar prevalencia de diabetes, más de 33 millones de diabéticos en cada continente.

 

  1. Los alimentos etiquetados “sin azúcares añadidos” o “bajo contenido en azúcares” son saludables para los diabéticos

Falso ya que no se asegura que lleve otro tipo de hidrato de carbono que se convierta en azúcares tras su digestión y por tanto afecte a los niveles de glucosa; además suelen ser productos que contienen más grasas en su composición.

 

  1. Es importante leer la información nutricional (etiquetado) si se padece diabetes.

Verdadero ya que, en primer lugar, leyendo el etiquetado conoceremos el contenido en hidratos de carbono y azúcares (ya que viene especificado) que nos aporta un producto; y además, sustancias como el sodio, la dextrosa, la sacarosa, la fructosa o el sorbitol se encuentran en muchos alimentos.

 

  1. La fructosa es mejor edulcorante que la sacarosa y la sacarina.      images

Si sigue una dieta hipocalórica, la recomendación es usar aspartamo o sacarina, que no aportan calorías. El azúcar común o sacarosa se puede utilizar con moderación junto al resto de los alimentos. Otras sustancias para endulzar como el sorbitol o la fructosa, aportan las mismas calorías que el azúcar.

 

  1. Los diabéticos pueden tomar hidratos de carbono sin límite

Falso. La alimentación de la persona con diabetes debe ser equilibrada, ajustada a las necesidades energéticas de cada individuo y contener todos los nutrientes imprescindibles para la vida, incluyendo hidratos de carbono. Lo que sí es importante es controlar las cantidades (ración) de hidratos de carbono ya que su digestión produce subidas de glucemia; al igual que el tipo de hidrato de carbono.

 

 

  1. Si se padece diabetes se puede tomar frutfresas-arturoa.

Cierto. Se recomienda consumir al menos 3-4 raciones de fruta al día en cualquier momento del día respetando los pesos recomendados. Procurar tomarlas frescas y crudas preferiblemente, no en compota o en conserva. Las frutas que menos azúcar contienen (6% hidratos de carbono) son: frutos rojos (grosellas, moras, arándano, fresa, fresón, frambuesa), melón, sandía, granada, y membrillo.

 

 

  1. Un diabético solo puede tomar como bebida agua

La bebida ideal a lo largo del día y en las comidas debe ser el agua. Tomar alrededor de 2 – 2,5 litros. Se pueden tomar caldos desgrasados, infusiones y refrescos sin calorías. Y moderar la ingesta de cerveza (Alto-consumo-car-1858252aunque sea sin alcohol) y vino. Evitar bebidas de mayor graduación. Además, estudios demuestran que tomar bebidas azucaradas está asociado con diabetes tipo 2.

 

 

  1. Los diabéticos no pueden tomar pan.

Falso. Depende del resto de alimentos que se tomen a lo largo del día. Eso sí, su valor calórico varía mucho de unas formas a otras: 100 g de pan de molde integral tienen 228 cal, pan blanco de molde 255, pan barra blanco 244, pan tostado 285… lo importante es tomar no más de 40g por ración, y siempre preferiblemente variedades integrales ya que ayudarán a evitar los picos de glucemias altas.

 

  1. Las personas con diabetes no pueden hacer deporte.

Falso. La actividad física es muy recomendable porque, entre otros beneficios, mejora los niveles de azúcar en sangre. En general, las personas con diabetes sí que pueden hacer cualquier tipo de deporte, controlando por supuesto las descompensaciones de glucemias, teniendo que posponer en este caso el ejercicio. mitosdiabetes1

Se aconseja para ejercicios intensos y/o prolongados ingerir y llevar a mano una fuente de hidrato de carbono adecuada.

 

  1. Las personas con diabetes tipo 2 presentan la mayoría obesidad y por tanto, necesitan bajar de peso haciendo dieta.

Cierto. Para reducir complicaciones y controlar la enfermedad es fundamental si se presenta obesidad, disminuir la grasa al menos un 10% del peso total de manera progresiva (0,5-1,5kg/semana). Para el diseño y la supervisión de la dieta, será necesaria la figura de un profesional cualificado, como un dietista-nutricionista.

mitosdiabetes2

DIABETES MELLITUS

La Diabetes Mellitus (DM) es una patología crónica que se caracteriza porque el páncreas no produce suficiente insulina o el organismo no la utiliza y por este motivo los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre se ven aumentados (> 100mg/dl en ayunas).
La insulina es una hormona liberada x el páncreas que funciona como la “llave” para introducir la glucosa que circula por la sangre en las células.Diabetes2
Las causas pueden deberse a un trastorno idiopático (con carácter hereditario) o por un síndrome metabólico (sobrepeso u obesidad).

¿Qué tipos nos podemos encontrar?
DM tipo 1: Son insulinodependiente (necesitan pincharse insulina o una bomba). Aparece en la edad juvenil y se presenta de forma brusca. Tienen normopeso habitualmente y no está asociada a otras enfermedades ni ser de carácter hereditario.
DM tipo 2: La más frecuente y en la que nosotros nos centraremos. No son insulinodependiente (tratamiento fármaco). Por regla general, se presenta en la edad adulta y suele ir acompañada de obesidad con una predisposición hereditaria. Con mucha frecuencia está asociada a otras enfermedades.
La diferencia entre estos dos tipos a nivel de tratamiento de insulina, es que la DM 1 no tiene insulina por lo que debe pinchársela; y el DM 2, al inicio suele tener hiperinsulinemia, es decir, que tiene insulina pero no es útil (lo que se denomina “resistencia a la insulina”- en lugar de servir como llave para meter glucosa en la células, lo que hace es acumular energía- por eso la mayoría de los obesos antes de presentar DM2 presentan hiperinsulinemia o resistencia a la insulina)
DM tipo 3: Estas personas, son diabéticos tipo 2 que después de un tiempo necesitan inyectarse insulina.

¿Cuáles son los motivos más probables para tener Diabetes tipo 2?
– Tener un sobrepeso u obesidad: el riesgo de tener DM 2 en un obeso es cinco veces mayor que en una persona con normopeso.
– Herencia: un pariente de primer grado padezca la enfermedad
– Mujeres que hayan tenido lactantes de más de 4 kilos o diabetes gestacional.
– Hipertensos
– Tener colesterol “bueno” (HDL) inferior a 35 mg/dl
– Tener triglicéridos por encima de 250mg/dl
– Alteración en la homeostasis de la glucosa.

¿Cuáles son las consecuencias de padecer diabetes?
El aumento de azúcar en sangre repercute en alteraciones vasculares, analíticas y metabólicas. Además puede generar consecuencias más graves como problemas en la visión, problemas renales, erosiones en la piel e incluso coma.

Tratamiento y Pautas de alimentación en Diabetes tipo 2.
El tratamiento a seguir es farmacológico y pautas saludables de alimentación y ejercicio.
Normalmente se administra antidiabéticos orales los primeros cinco años de evolución. En función de la enfermedad y del paciente (si sigue presentando obesidad, si realiza o no actividad física, si se cuida o no en la alimentación, si presenta estilos de vida agresivos ingiriendo alcohol y drogas) después suele necesitar inyección de insulina.
El objetivo principal es reducir peso en el caso de los obesos, limitar la cantidad de hidratos de carbono y evitar aumentos bruscos de la glucemia.
El solo hecho de bajar 5-9 kg mejora favorablemente la captación de la glucosa y disminuye la sensibilidad de resistencia a la insulina.

Qué Evitar:
Suprimir bebidas y refrescos azucarados y el azúcar de mesa. Además de productos de pastelería y bollería, sobre todo industrial, y chucherías. Los chocolates y helados evitarlos. Únicamente consumir chocolate puro y helados caseros y que sean de hielo. En cuanto a frutas, suprimir las que sean en almíbar y no tomar más de cinco piezas o zumos a lo largo del día.
Se deben reducir las grasas saturadas tales como mantequillas, lácteos no desnatados, quesos curados, embutidos y carnes muy grasas ya que aumentan el riesgo coronario. También el alcohol, la sal y los alimentos salados están desaconsejados.
Consumir con moderación y siempre acompañados de proteínas y fibra y en pocas cantidades los siguientes alimentos: pan blanco, arroz y pastas cocidas, patata cocida o al horno y frutas después de las comidas.
La cantidad de Hidratos de Carbono que deben consumir es entorno al 40% del valor calórico total de la dieta y deben ser de bajo índice glucémico (IG), un indicador de cómo los alimentos que contienen carbohidratos elevan la glucosa en la sangre, cuidando los almidones como por ejemplo el arroz.

En la siguiente tabla os ponemos algunos alimentos que contienen Hidratos de Carbono con su índice glucémico (Fundación para la Diabetes)

Tabla IG

Qué comer y beber:
Alimentos ricos en fibra (la cantidad debe ser mayor a 20g/día) y vitamina B6 ya que regulan el nivel de azúcar y te dan energía de manera constante como cereales integrales, pan integral, galletas de centeno, verduras como zanahoria, tomate, calabacín, cebolla, alcachofa, coles, también brotes de soja, nueces, manzana, albaricoques…
Otros alimentos aconsejables son aquellos ricos en cromo y zinc, ya que a veces los diabéticos veces tienen déficits en esos minerales. Por ejemplo legumbres, mariscos en general, carne magra, pipas de calabaza o girasol.

CONSEJOS GENERALES:
– No hacer dietas bruscas ya que pueden suponer bajadas de azúcar severas.
– Llevar siempre un caramelo de azúcar por si aparece hipoglucemia.
– Realizar cinco comidas al día (comer cada 4h aprox) pero no en grandes cantidades. Realizarlas siempre en el mismo horario.Diabetes1
– Alimentos recomendados para la media mañana y la merienda  pueden ser fruta, yogur desnatado, cereales y frutos secos.
– Andar todos los días al menos 40min a ritmo que sudes.
– Los alimentos aptos para diabéticos (helados, galletas…) suelen tener más grasa por lo que no se deben abusar.

En todos los tipos de diabetes siempre recomendamos acudir a un especialista para seguir el tratamiento adecuado.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

La hipertensión arterial (HTA) o tensión arterial alta, es una enfermedad crónica muy frecuente en la población; de hecho, cifras recientes (OMS) estiman que un tercio de la población mundial la padece; y su prevalencia aumenta con la edad.

ImagenPodemos definirla como la presencia de cifras de presión arterial elevada cuando la persona se encuentra en reposo, medida en dos o tres visitas al especialista. Las cifras de tensión arterial que se precisan para diagnosticar a un individuo como hipertenso son de 140/90 mmHg de manera consistente.

La HTA es una patología tan grave porque supone uno de los factores más importantes para desarrollar enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, ictus cerebrales…); además si se acompaña de otros factores de riesgo (diabetes, tabaquismo, obesidad, sedentarismo, o hipercolesterolemia) se incrementan las complicaciones de la enfermedad.

Para el control de la HTA es fundamental, además del tratamiento farmacológico, la adquisición de hábitos de vida saludables:

  1. Realización de actividad física de manera regular, controlandose la frecuencia cardiaca.
  2. Evitar el tabaco y el alcohol.
  3. Tener un peso correcto, y disminuirlo en caso de sobrepeso-obesidad.
  4. Llevar una dieta equilibrada y baja en sal.
  5. Restringir las bebidas estimulantes (refrescos cola, cafés, tes). Imagen

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS DE ALIMENTACIÓN:

  • Consumir una dieta equilibrada con 5 raciones de fruta y verdura al día.
  • Incluir en la dieta diaria: alimentos ricos en fibra (cereales integrales, legumbres…); y lácteos desnatados.
  • Disminuir los alimentos precocinados y comida rápida, por su alto contenido en sal.
  • Reducir el consumo de sal de mesa para cocinar y condimentar los platos. La sal de mesa supone la principal fuente de sodio de la dieta.
  • Moderar aquellos alimentos que tengan un alto contenido en sodio (200-8000mg): sal fina/gruesa y dietéticas (de cebolla, de ajo, o apio), alimentos en salmuera, conservas, congelados, embutidos y quesos, pescados secos salados o ahumados (salmón, anchoa, o bacalao), carnes saladas y ahumadas (beicon, tocino), precocinados (pizzas, lasañas…), caldos y sopas concentradas o en polvo, edulcorantes (sacarina o ciclamato sódico), aperitivos (frutos secos con sal, patatas fritas), mantequilla y margarina, pan, galletas y cereales de desayuno y bollería, salsas (mostaza, de soja, mayonesa y kétchup), algunas aguas minerales, cacao en polvo.

Consejos para potenciar el sabor a los platos sin recurrir a la sal de mesa:

  • para conservar mejor el sabor de los alimentos, utilizar cocciones sencillas como al vapor o papillote.
  • utilizar aceites de sabor potente, como el de oliva virgen, aunque con moderación.
  • usar condimentos en función del tipo de alimento y de la técnica de cocinado.

condimentos naturales para realzar el sabor

El “tupper”, una opción cada vez más utilizada para comer en la oficina

COMER FUERA DE CASA

En enero de 2013, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes, FUCI, ha realizado un estudio, en varias 14 ciudades españolas, para conocer los hábitos alimenticios de 2000 consumidores en relación con su jornada laboral.

Este estudio informa de:

  • 6 de cada 10 españoles, come fuera de casa, especialmente en ciudades grandes.
  • En cuanto al tipo de comida, el 58% come de menú, el 37% lleva la comida de casa, y el sólo el 4% come a la carta.

Como comen

  • El coste medio por persona es de más de 217 euros al mes, es decir, un 15% menos respecto al año 2010. Este descenso en el precio se debe a que los restaurantes están realizando ofertas, ofrecen comer un solo plato en vez de primero y segundo y muchos consumidores combinan el comer fuera de casa con traer el tupper al trabajo.
  • La elección de los platos depende del clima y de la ciudad. En las ciudades del norte optan por platos de cuchara, mientras que en el Levante eligen más las verduras

que comen

  • En cuanto al lugar, la mayoría elige restaurantes cercanos a su lugar de trabajo que disponga de menús económicos con comida casera, y desciende el porcentaje que opta por la llamada fast food.
  • Por edades, de 18-35 años optan mayoritariamente por la tartera, entre los 30-50 años eligen sobre todo el menú del día, y en el grupo de personas de más de 50 años hay un equilibrio en ambos aspectos.
  • Respecto a la bebida elegida para acompañar las comidas, cuatro de cada diez encuestados opta por el agua. De las bebidas alcohólicas, la cerveza sigue ganándole la partida al vino.

que bebenComer de tupper, una opción económica y saludable

El “tupper” arrasa en las oficinas, ya sea porque es una forma para mantener la línea y la salud, o porque resulte más económico que salir a comer a algún establecimiento.

Pero es muy importante mantener ciertas condiciones de conservación y calentamiento de los alimentos, para que esta forma de comer siga siendo sana y evitar que puedan aparecer peligros microbiológicos. Para asegurar la inocuidad de los alimentos que vamos a consumir, es necesario:

  • simbolo alimentarioElegir envases homologados para trasportar los alimentos. Los plásticos de uso alimentario, que no desprenden aditivos a la comida, están indicados en su parte posterior con el dibujo de una copa y un tenedor.
  • No romper la cadena de refrigeración. Para todos los alimentos, una vez que se llegue al trabajo es necesario contar con frigoríficos donde guardarlos hasta la hora de comer.
  • Calentar la comida. Se debe hacer a una temperatura superior a los 70º C para eliminar todo rastro de contaminación, siendo los platos de vidrio y cerámica los más idóneos.

También es necesario hacerse un ‘planning’ semanal de comidas , porque la variedad en la frecuencia de consumo de los diversos alimentos es esencial para nutrirse adecuadamente y para mantener un peso corporal.

Una comida equilibrada se compone de cuatro grupos de alimentos:

  • Verduras y hortalizas.
  • Féculas (pasta, arroz, patata, legumbre, pan).
  • Alimentos proteicos (carne, pescado, huevo).
  • Lácteos o frutas de postre.

 Juntos o separados, estos alimentos son capaces de aportar la energía y los nutrientes básicos. Se recomienda ajustar a la ración de alimentos que se asocia a una comida equilibrada; 125 gramos de carne ó 150 gramos de pescado; 150 gramos de legumbre, arroz o pasta cocidas, 200-250 gramos de patatas y 150-200 gramos de verduras o ensalada.

tupper 2Recomendamos hacer uso de plato único, ya que vamos a garantizar todos los nutrientes. La proteína la va a aportar la carne o el pescado, guarnecida con las vitaminas, los minerales y la fibra de los vegetales, con el complemento energético de las féculas. Un guisado de carne y menestra de verduras, un plato de patatas con pescado, una fideuá de pollo y setas, o una ensalada de arroz y carne o pescado, son platos únicos saludables y bastante equilibrados.

Algunas recomendaciones para que nuestra comida parezca recién hecha:

  • No salar la carne antes de introducirla en el microondas porque se secará.
  • Vinagretas y salsas de ensalada deben transportarse en un bote de cristal independiente, y usarlas para hacer la mezcla pocos minutos antes de comer.
  • Un chorrito de limón o aceite de oliva antes de calentar el pescado o la carne consigue que resulten más jugosos.
  • Termos o botes de vidrio de 250 gramos son los idóneos para portar la ración justa de sopa, gazpacho o crema de verduras.
  • La pasta hay que dejarla “al dente” para que tras su recalentamiento en el microondas, no quede muy blanda.

Nutrición Escolar y Adolescente

Entre los 7 y 18 años se experimentan cambios importantes. Es una etapa de gran crecimiento, de importante desarrollo intelectual y físico, por lo que es fundamental prestar atención especial a la alimentación: que ésta sea equilibrada sin carencias ni excesos, todo en su justa medida.

PIRAMIDE NIÑOS Y ADOLESCENTE

ALIMENTACIÓN DE 7-12 AÑOS

En esta edad, los niños se encuentran en un periodo de crecimiento estable y sus órganos y sistemas ya están maduros. Los hábitos alimentarios que se aprenden en esta época se mantendrán hasta la edad adulta, por lo que los niños copian las costumbres de los familiares, así que debe “predicar con el ejemplo”. También se debe enseñar la importancia de realizar una alimentación variada, es decir, “comer de todo”. Un consejo útil es involucrar a los niños en la cocina, ya que les va a hacer responsables hacia lo que consumen.

Es importante empezar a controlar el peso corporal sin que ello se traduzca en algo obsesivo para el niño o para su entorno familiar. No es el momento de las dietas restrictivas, pero sí de promover una alimentación sana y equilibrada que permita evitar el sobrepeso y la obesidad.

Objetivos:

niño estudiando

  • Alcanzar un crecimiento y desarrollo físico e intelectual óptimos.
  • Evitar las deficiencias de ciertos nutrientes específicos.
  • Consolidar hábitos alimentarios correctos.
  • Fomentar la alimentación variada y equilibrada.
  • Promover la educación alimentaria-nutricional en la familia y en la escuela.
  • Prevenir los problemas de salud influenciados por la dieta  (sobrepeso, obesidad, diabetes, caries dental…).

 Consumo recomendado de alimentos:

Entre ellos existen grandes diferencias en la actividad física, lo que condiciona amplias variaciones en las necesidades de energía y en la cantidad de alimentos que son capaces de comer. En la siguiente tabla se indica la frecuencia de alimentos en este rango de edad:

Frecuencia Alimentos escolar

ALIMENTACIÓN DE 13-18 AÑOS

Los chicos, en esta edad (adolescencia), se encuentran en un periodo de crecimiento acelerado en el que sufren un cambio muy importante en su composición corporal, lo que obliga a cuidar muy especialmente la alimentación, procurando que sea calóricamente suficiente y con un buen aporte de proteínas de alta calidad. Sus patrones de conducta están muy influenciados por el entorno y sus compañeros.

La adolescencia es un período caracterizado por el crecimiento tanto de la talla como del peso, aumento de la masa magra en chicos ocasionado por un aumento de la masa magra (músculo y hueso) y un aumento de la masa grasa en chicas.

 Objetivos:

  • Promover la educación nutricional, con la finalidad de adquirir conciencia de alimentación variada y equilibrada, reforzar la elección de alimentos saludables y su importancia para la salud, estética y bienestar general.
  • Favorecer la consolidación del crecimiento y del desarrollo del adolescente.
  • adolescentesAlcanzar un crecimiento y desarrollo físico e intelectual óptimos.
  • Evitar las deficiencias de ciertos nutrientes específicos.
  • Prevenir los problemas de salud relacionados con la alimentación  (sobrepeso, obesidad, anemia, trastornos del comportamiento alimentario (anorexia, bulimia)…).

Consumo recomendado de alimentos:

Los requerimientos energéticos van a depender en gran parte del sexo (son mayores en los chicos que en las chicas), la velocidad de crecimiento y la actividad física. En la siguiente tabla se indica la frecuencia de alimentos en este rango de edad:

Frecuencia Alimentos adolescentes

CONSEJOS PARA EL DÍA A DÍA EN ESCOLARES Y ADOLESCENTES:

 Desayuno: el motor del día

Desayuno

Debe aportar un 25% de la energía diaria para nutrirse correctamente.  Un alto porcentaje de la población española en estas edades sale de casa sin desayunar o con un desayuno insuficiente, un problema en que la familia debe tomar conciencia. No desayunar  influye negativamente en el rendimiento escolar y en su atención. El cerebro consume el 20% de la energía que nos proporcionan los alimentos. El desayuno debe incluir siempre la presencia de estos tres grupos de alimentos: fruta, lácteo y cereal (ej.: zumo, leche y galletas o macedonia, yogurt  y cereales).

Fijar horarios regulares

Es importante en esta edad mantener un horario regular, que divida la dieta en 5 ó 6 comidas: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, y acostumbrarlos a no saltarse ninguna comida  y evitando que pique entre horas.  Si acuden al comedor escolar, infórmese de los menús para planificar y completar una alimentación variada con el resto de las comidas realizadas en el hogar (cenas y fin de semana).

Nutrición de media mañana y merienda

categoria_1Incluir en su menú diario un alimento equilibrado fácil de tomar y transportar. Nutrición de bolsillo. Intente que el tentempié para el recreo diario, meriendas y excursiones se lo lleve de casa para evitar el acceso del niño a las máquinas expendedoras. Debe ser una alimento fácil de tomar y transportar (fruta, bocadillo, yogur, barritas).

Comer de todo

Cuanta mayor variedad de alimentos exista en su dieta, mayor es la posibilidad de que sea equilibrada y contenga los nutrientes que necesitan. Comer sólo lo que nos gusta es una mala práctica nutricional. No prohíbas alimentos, convence con argumentos. Enséñale a comer con calidad y moderación, un poco de cada cosa y no mucho de una sola.

 Comer en familiacomer en familia

Enséñale a dar a la comida la importancia que se merece y el tiempo que requiere, comiendo en familia el mayor número de veces posible, sin televisión y en un ambiente relajado. También hay que involucrarlos en la compra y preparación de los alimentos.

 Respetar su apetito

El apetito depende de sus necesidades y de la etapa de crecimiento en la que se encuentren. Si en algún momento no tienen ganas, no les fuerces a que coman, espera hasta la siguiente comida, que deberá ser más abundante. No recurras a alimentos dulces para compensar una inapetencia; que la comida no sea ni un premio ni un castigo.

niño videojuegoLimitar las horas de televisión, videojuegos y ordenador

Es recomendable como máximo una hora al día de televisión, seleccionando los programas más adecuados. Los niños españoles pasan una media de tres horas y media al día frente al televisor, añadidas a las que juegan con los videojuegos, el resultado es el sedentarismo y el bajo gasto energético.

 El juego del deporte

ninos-jugandoEnseña a tus hijos a disfrutar haciendo ejercicio. En la edad escolar, además del tiempo de juego, deben realizar una actividad física al menos tres veces por semana (entrenamiento de fútbol, de baloncesto, baile…). En los adolescentes, hay que estimularles para que dediquen parte de su ocio a la práctica de algún deporte ( baloncesto, volley-ball, natación, futbol). El deporte promueve el compañerismo, la creatividad, el optimismo, la competitividad y estimula la superación personal. Es un hábito saludable que se adquiere de niño y se disfruta toda la vida.

 Estilo de vida sana

Diseña un estilo de vida sano y equilibrado que incluya todas las actividades de forma adecuada: comida, estudio, actividad física, diversiones, aficiones artísticas e intelectuales y descanso oportuno.

 Prevenir es la solución a  los extremos: obesidad/Trastornos de la comportamiento alimentario

Más del 40% de la población española de estas edades tienen exceso de peso, que si no se corrige se convertirá en un factor de riesgo para muchas enfermedades que aparecen en la vida adulta. Hay que vigilar los excesos y picoteos, que suelen ser a base de alimentos ricos en grasa, azúcar y exceso de sal.

anorexiaLos trastornos del comportamiento alimentario han aumentado en los últimos años, afectan a ambos sexos y se están presentando en edades cada vez más tempranas. Supervise el tipo de alimentación que siguen los chicos de esta edad, para  evitar que hagan, por su cuenta combinaciones de alimentos absurdas o muy monótonas con la finalidad de adelgazar.

NUTRICIÓN EN LA MENOPAUSIA

La menopausia es una característica exclusiva en los seres humanos, que aparece alrededor de los 50 años (aunque hay excepciones) en la mujer y que implica el cese definitivo de la menstruación. Hasta los 12 meses posteriores después de la última menstruación no se podrá concretar la fecha de este fenómeno.

Transición perimenopáusica:

Es también lo que se denomina climaterio y comprende y comprende entre 2 y 8 años antes y un año después de la última menstruación.

Es una etapa que se caracteriza por ovulaciones, producción hormonal y menstruaciones irregulares y poco predecibles.

Antes de la menopausia se producen dos hormonas, estrógenos y progesterona; pero a partir de ella cambia el origen de los estrógenos, siendo la mayor parte proveniente de la actividad del tejido adiposo.

Aunque parece que esto pueda ser beneficioso para las mujeres que son obesas, no es así, ya que la alta cantidad de estrógenos hace que el endometrio (capa interna del útero) pueda crecer y se corre el riesgo de que se trasforme en canceroso. En nuestra etapa fértil, la progesterona se encarga de protegerlo de los estrógenos, pero en la menopausia esta protección desaparece.

Antiguamente, donde la edad de mortalidad de las mujeres no excedían apenas los 50 años, no vivían mucho tiempo en esta etapa de la menopausia. Pero actualmente ha aumentado mucho la esperanza de vida y por tanto las mujeres pueden vivir después de la menopausia más de 30 años, lo que equivaldría a un tercio de su vida en esta etapa.

La mujer ha logrado vivir más y lógicamente aspira a vivir mejor, sin embargo, durante la menopausia se producen cambios fisiológicos debidos al cese de la función ovárica y al envejecimiento (que ya hemos visto en nuestro post nutrición en la 3ª edad) y que repercuten en su estado de salud y calidad de vida.

Síntomas menopáusicos:

Uno de los síntomas más frecuentes son los sofocos. Son debidos a la disminución de los estrógenos. Se acompañan de sudores y palpitaciones. Pueden alterar el sueño, ya que suelen producirse por la noche. Por eso otros síntomas que aparecen son cansancio, irritabilidad, dificultad para concentrarse y cambios de humor, que están relacionados con la falta de sueño.

Otras consecuencias, también debidas a la pérdida de estrógenos, son la sequedad vaginal y las molestias urinarias (dolor e infecciones) e incluso la desmotivación sexual.

A partir de la menopausia la mujer empieza a tener un deterioro en su salud. Sufre a menudo problemas de osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, demencia, cáncer de intestino grueso (colon), obesidad abdominal y enfermedades relacionadas (diabetes, hipertensión…) que están directamente relacionadas al aumento de la edad.

Otros acontecimientos que ocurren en esta etapa importantes son los cambios en su entorno: los hijos se independizan, cambios físicos, se puede producir un cambio en la situación económica, etc., que sumados a los síntomas menopáusicos pueden producir inestabilidad emocional.

Ninguno de estos cambios que experimenta la mujer debe considerarse enfermedad, sino una etapa más en la vida de la mujer que se puede minimizar.

Tratamiento Hormonal Sustitutivo (THS)

Es un término que se utiliza para referirse a la administración de hormonas que el organismo producía y en un momento dado ha dejado de hacerlo. En este caso, se trata de la administración de hormonas propias del ovario (estrógenos) para controlar los síntomas menopáusicos y frenar el deterioro de la salud asociado a esta etapa.

El problema de la utilización aislada de estrógenos sin progestágenos (otra hormona) es la probabilidad de padecer cáncer de endometrio como ya hemos visto antes. Por eso el THS tiene que aportar ambas hormonas excepto en las mujeres que carecen de endometrio por la extirpación de su útero.

Existe también la posibilidad de THS a corto plazo (los cinco primeros años), para aquellas mujeres con síntomas menopáusicos donde las ventajas superan los inconvenientes. A partir del quinto año, los riesgos superan a los beneficios.

Algunos estudios demuestran, que la única ventaja del THS a largo plazo es para la prevención de osteoporosis y fracturas que se producen con la misma.

Algunos riesgos que se producen con estos tratamientos son, a partir del quinto año con estrógenos sólo, la aparición de coágulos sanguíneos en piernas y/o pulmón; a partir del primer año de tratamiento de estrógenos con progestágenos enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares; y a partir del quinto año de este último tratamiento aumenta el riesgo de cáncer.

Por ello se recomienda sólo el THS a corto plazo.

Síntomas asociados a la menopausia

Alternativas al THS

Sofocos, sudores, palpitaciones, tristeza, irritabilidad, inseguridad

Dieta Saludable

Sequedad vaginal, infecciones e incontinencias urinarias, desinterés sexual

Ejercicio físico

Osteoporosis, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular

Cáncer de colon

Obesidad abdominal

Consumo regular de isoflavonas de soja

Pérdida de memoria, concentración y demencia.

Modificar hábitos no saludables

Alternativas al THS:

Los principales motivos de la mujer para buscar un tratamiento son los sofocos, la osteoporosis y la pérdida de firmeza de la piel. Es cierto que el THS los mejoras, pero no indica que no suponga riesgos. Por eso se buscan otras alternativas para combinarlas.

Estas medidas preventivas son:

–          Cambios en la alimentación: dieta adaptada a las necesidades de esta    etapa.

–          Ejercicio físico adaptado

–          Consumo regular de isoflavonas de la soja.

–          Modificar los hábitos no saludables.

Aspectos Nutricionales a tener en cuenta

El calcio es el componente esencial de los huesos y gracias a la dieta lo mantenemos. Para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis es necesario aportar en nuestro organismo una cantidad adecuada a partir de lácteos y en la mayoría de los casos alimentos enriquecidos o fortificados con calcio o incluso con suplementos de calcio.

También necesitamos otra sustancia que es fundamental para la absorción del calcio de la dieta en el hueso, la vitamina D (contenida en el pescado azul, lácteos enteros o enriquecidos, yema de huevo, etc.).

Además con la realización de ejercicio físico diariamente, se fortalecen los huesos y evita la pérdida de calcio que se produce tras la menopausia.

Otra enfermedad habitual en esta etapa son las enfermedades cardiovasculares. Además del abandono del tabaco, un aspecto fundamental es realizar una dieta baja en grasas saturadas y equilibrada en ácidos grasos omega3 y omega6 para regular el colesterol y prevenirlas.

Las isoflavonas son sustancias que se encuentran principalmente en la soja y que una vez absorbidas por el organismo ejercen un efecto similar a los estrógenos pero sin sus inconvenientes. Gracias a ellas podemos disminuir los síntomas menopáusicos, mejorar nuestra analítica (colesterol, triglicéridos), reducir riesgos cardiovasculares y prevenir o mejorar la osteoporosis. También tienen un efecto antioxidante (envejecimiento del organismo) y antitumoral.

En otro post os explicaremos más detalladamente los beneficios de la soja e isoflavonas.

Nutrición en la tercera edad

ancianos

El envejecimiento es un proceso biológico natural, que bajo la acción del tiempo y de la herencia, se van perdiendo capacidades biológicas, psíquicas y socioculturales que repercutirán en las necesidades nutricionales y en los hábitos alimenticios.

El paso del tiempo y la genética no son modificables, pero sí que puede condicionar la forma de envejecer, factores externos como la alimentación, las enfermedades y la situación social y económica.

Por ese motivo, es conveniente mantener la actividad física y psíquica y prevenir problemas nutricionales mediante una alimentación adaptada a las necesidades especiales para garantizar una buena calidad de vida y bienestar personal.

Cambios en la composición corporal:

  • Altura: se pierde aproximadamente un cm de talla por cada década a partir de los 60 años. Se relaciona por el aplanamiento de las vertebras y la curvatura de la columna vertebral.
  • Peso: A partir de los 60 en los varones y de los 65 en las mujeres se produce una pérdida de peso fisiológica de 0,5 kg al año. Esta pérdida de peso se debe a la disminución de la masa magra (músculo, hueso y agua).
  • Agua corporal: se produce una disminución del agua corporal. También hay que sumar la alteración del mecanismo de sed, lo que hace necesario vigilar la cantidad de líquido que consumen, para evitar la deshidratación.
  • Masa muscular: con la edad disminuye la masa muscular (sarcopenia), que va a conducir a una pérdida de fuerza y una menor actividad física, lo que determina un menor gasto energético, y la reducción de los requerimientos calóricos del individuo.
  • Masa grasa: la grasa corporal aumenta y se redistribuye, disminuyendo el tejido adiposo subcutáneo (adelgazan brazos y piernas) y aumentando a nivel abdominal (obesidad abdominal).
  • Masa ósea: disminuye la densidad mineral ósea, lo que predispone a la osteoporosis y aumenta el riesgo de fracturas.

Cambios que van a condicionar el estado nutricional:

  • Reducción de la ingesta de alimentos: debido por,  las pérdidas dentarias o problemas con las dentaduras postizas que acarrean trastornos en la masticación de determinados alimentos (carne), disminución de la producción de saliva, pérdida del sentido del gusto por atrofia de las papilas gustativas y dificultades para la deglución (disfagia).anciana
  • Disminución de la absorción de nutrientes: debido a la atrofia de los órganos responsables de la digestión y absorción.
  • Estreñimiento: ocasionado por la disminución de la motilidad intestinal, el sedentarismo y la insuficiente ingesta de líquidos.
  • Cambios en el sistema nervioso: disminuye el número de células y se altera su funcionamiento. Los movimientos se hacen más lentos y falla el pulso (temblor senil), alteración de la memoria, disminución de los sentidos (vista, gusto y olfato), que afectan a la capacidad del anciano de alimentarse por sí mismo y le obligan a modificar sus hábitos alimentarios previos.
  • Cambios a nivel metabólico: intolerancia a la glucosa (aumenta la prevalencia de diabetes), modificación de los valores de colesterol y tendencia a la hipovitaminosis, especialmente con déficit en vitamina D en personas que se exponen poco al sol.

Alimentación en la tercera edad:

Las necesidades nutricionales no son las mismas que las del adulto y las consecuencias de la malnutrición son más graves. Las necesidades energéticas son menores, pero las necesidades en nutrientes no disminuyen y hay que prestarles atención.

Objetivos en 3ª edad

PIRAMIDE MAYORES

La alimentación adaptada.

La alimentación tradicional es la elección ideal siempre y cando, además de las calorías necesarias, se aporten todos los nutrientes en las cantidades adecuadas para mantener un buen estado nutricional.

Cuando nos encontramos en diferentes situaciones, no se cumple este requisito y se hace necesaria la alimentación adaptada, beneficiosa por:

  • Comidas con poca sal y poco azúcar, pero con sabor intenso y atractivo para personas que han perdido capacidad gustativa.
  • Comidas que pueden alternarse o mezclarse con platos caseros para enriquecerlos.
  • Comidas con textura adaptada, fáciles de masticar y tragar, especialmente en personas con dificultades al tragar o disfagia.
  • Comidas seguras (microbiológicamente), fáciles de preparar y de larga caducidad.