El “tupper”, una opción cada vez más utilizada para comer en la oficina

COMER FUERA DE CASA

En enero de 2013, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes, FUCI, ha realizado un estudio, en varias 14 ciudades españolas, para conocer los hábitos alimenticios de 2000 consumidores en relación con su jornada laboral.

Este estudio informa de:

  • 6 de cada 10 españoles, come fuera de casa, especialmente en ciudades grandes.
  • En cuanto al tipo de comida, el 58% come de menú, el 37% lleva la comida de casa, y el sólo el 4% come a la carta.

Como comen

  • El coste medio por persona es de más de 217 euros al mes, es decir, un 15% menos respecto al año 2010. Este descenso en el precio se debe a que los restaurantes están realizando ofertas, ofrecen comer un solo plato en vez de primero y segundo y muchos consumidores combinan el comer fuera de casa con traer el tupper al trabajo.
  • La elección de los platos depende del clima y de la ciudad. En las ciudades del norte optan por platos de cuchara, mientras que en el Levante eligen más las verduras

que comen

  • En cuanto al lugar, la mayoría elige restaurantes cercanos a su lugar de trabajo que disponga de menús económicos con comida casera, y desciende el porcentaje que opta por la llamada fast food.
  • Por edades, de 18-35 años optan mayoritariamente por la tartera, entre los 30-50 años eligen sobre todo el menú del día, y en el grupo de personas de más de 50 años hay un equilibrio en ambos aspectos.
  • Respecto a la bebida elegida para acompañar las comidas, cuatro de cada diez encuestados opta por el agua. De las bebidas alcohólicas, la cerveza sigue ganándole la partida al vino.

que bebenComer de tupper, una opción económica y saludable

El “tupper” arrasa en las oficinas, ya sea porque es una forma para mantener la línea y la salud, o porque resulte más económico que salir a comer a algún establecimiento.

Pero es muy importante mantener ciertas condiciones de conservación y calentamiento de los alimentos, para que esta forma de comer siga siendo sana y evitar que puedan aparecer peligros microbiológicos. Para asegurar la inocuidad de los alimentos que vamos a consumir, es necesario:

  • simbolo alimentarioElegir envases homologados para trasportar los alimentos. Los plásticos de uso alimentario, que no desprenden aditivos a la comida, están indicados en su parte posterior con el dibujo de una copa y un tenedor.
  • No romper la cadena de refrigeración. Para todos los alimentos, una vez que se llegue al trabajo es necesario contar con frigoríficos donde guardarlos hasta la hora de comer.
  • Calentar la comida. Se debe hacer a una temperatura superior a los 70º C para eliminar todo rastro de contaminación, siendo los platos de vidrio y cerámica los más idóneos.

También es necesario hacerse un ‘planning’ semanal de comidas , porque la variedad en la frecuencia de consumo de los diversos alimentos es esencial para nutrirse adecuadamente y para mantener un peso corporal.

Una comida equilibrada se compone de cuatro grupos de alimentos:

  • Verduras y hortalizas.
  • Féculas (pasta, arroz, patata, legumbre, pan).
  • Alimentos proteicos (carne, pescado, huevo).
  • Lácteos o frutas de postre.

 Juntos o separados, estos alimentos son capaces de aportar la energía y los nutrientes básicos. Se recomienda ajustar a la ración de alimentos que se asocia a una comida equilibrada; 125 gramos de carne ó 150 gramos de pescado; 150 gramos de legumbre, arroz o pasta cocidas, 200-250 gramos de patatas y 150-200 gramos de verduras o ensalada.

tupper 2Recomendamos hacer uso de plato único, ya que vamos a garantizar todos los nutrientes. La proteína la va a aportar la carne o el pescado, guarnecida con las vitaminas, los minerales y la fibra de los vegetales, con el complemento energético de las féculas. Un guisado de carne y menestra de verduras, un plato de patatas con pescado, una fideuá de pollo y setas, o una ensalada de arroz y carne o pescado, son platos únicos saludables y bastante equilibrados.

Algunas recomendaciones para que nuestra comida parezca recién hecha:

  • No salar la carne antes de introducirla en el microondas porque se secará.
  • Vinagretas y salsas de ensalada deben transportarse en un bote de cristal independiente, y usarlas para hacer la mezcla pocos minutos antes de comer.
  • Un chorrito de limón o aceite de oliva antes de calentar el pescado o la carne consigue que resulten más jugosos.
  • Termos o botes de vidrio de 250 gramos son los idóneos para portar la ración justa de sopa, gazpacho o crema de verduras.
  • La pasta hay que dejarla “al dente” para que tras su recalentamiento en el microondas, no quede muy blanda.

Anuncios