Preguntas frecuentes

FALSOS MITOS SOBRE ALIMENTACIÓN

Existen muchos mitos y leyendas en torno a nuestra alimentación que van a condicionar nuestra forma de cocinar y nos van a inducir a cometer errores que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Vamos a comentar algunos de los más comunes:

1. ¿Beber durante las comidas engorda?

FALSO. El agua es acalórica, es decir, tiene 0 calorías, por lo tanto, no engorda si se toma antes, después o durante las comidas. Es importante consumir una cantidad adecuada de agua, entre 1,5 y 2 litros diarios. El hecho de tomarnos 1-2 vasos antes de las comidas, puede producir sensación de saciedad, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento.

2. ¿El pan le tenemos que eliminar de nuestra dieta si queremos adelgazar?

FALSO. El pan y los alimentos ricos en hidratos de carbono se eliminan o restringen cuando se quiere perder peso. Sin embargo, se encuentran en la base de la pirámide nutricional. Aparte, el consumo de pan permite la pérdida de peso en igual medida que en los regímenes que lo excluyen, va a aportar saciedad y reduce el riesgo de abandono de la dieta.

3. ¿Si tomamos la fruta como postre engordaremos más?

FALSO. La fruta aporta las mismas calorías la tomemos antes o después de las comidas. La ventaja que podemos sacar de tomar la fruta antes de la comida es que produce saciedad por su contenido en fibra y agua, para así poder evitar una ingesta excesiva. Debemos de consumir 3 raciones de fruta diarias por su aporte en vitaminas y minerales.

Imagen

4. ¿Saltarse una comida ayuda a adelgazar?

FALSO. Saltarse una comida es un hábito incorrecto. Se deben realizar ingestas de alimentos de menor volumen y con mayor frecuencia, cada 3-4 horas, para evitar la ansiedad y a llegar con excesivo hambre a la siguiente comida. Se recomiendan realizar 5 tomas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

5. ¿Los hidratos de carbono y las proteínas no se pueden combinar en una misma comida?

FALSO. Las llamadas dietas disociadas consisten en no mezclar en la misma comida alimentos ricos en hidratos de carbono (cereales, pasta, patatas, pan…) con alimentos proteicos (carne, pescado, huevos…). El fundamento de este tipo de dietas, se basa en que el aumento de peso se debe a una mala digestión, producto de una combinación de alimentos errónea. Todos los alimentos son una mezcla de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Nuestro aparato digestivo está preparado para realizar la digestión de la más variada mezcla de alimentos.

6. ¿Los lácteos son malos y no se toleran por nuestro organismo?

FALSO. Los lácteos son alimentos con magníficas cualidades nutritivas, especialmente ricos en proteínas y calcio de fácil asimilación, nutrientes muy importantes en etapa de crecimiento y desarrollo. El problema se encuentra en la lactosa de la leche, que necesita la enzima lactasa para ser digerida. A veces, con el paso del tiempo, esta enzima puede dejar de funcionar. Esto se sabrá, porque tomar leche resultará indigesto y se deberá sustituir por yogur, queso o leche sin lactosa, cada vez más fácil de encontrar. Pero si se tolera la leche, no hay motivo para dejar de consumirla.

7. ¿Si tienes colesterol no puedes comer huevos?

FALSO. EL huevo tiene un alto contenido en colesterol, por lo que en la década de los ochenta disminuyó mucho su consumo al relacionarlo con la enfermedad cardiovascular. Actualmente, gracias a un mejor conocimiento, se sabe el escaso efecto que tiene el huevo sobre el colesterol sanguíneo, debido a que contiene lecitina, que ayuda a metabolizarle, disminuyendo sus niveles.

huevos

Imagen de Enter BIO

8. ¿Los productos integrales adelgazan?

FALSO. Los alimentos integrales aportan más fibra y minerales que los refinados, pero la cantidad de calorías es similar. Lo interesante de la fibra es que mejora el tránsito intestinal, tiene efecto saciante, contribuye a reducir los niveles de glucosa y colesterol de la sangre y previene enfermedades como el cáncer. Se aconseja incluir en la dieta productos integrales por estas razones, pero no como método para reducir calorías. En el caso de las galletas integrales, vale la pena mirar la etiqueta porque pueden contener bastante grasa para hacer más agradable su consumo y tener un valor calórico alto.

9. ¿Los productos light no engordan?

FALSO. Los alimentos light aportan menos cantidad de calorías (un 30% como mínimo) que la versión no light del mismo alimento o producto en cuestión. Consumir alimentos light puede contribuir el seguimiento de una dieta en situaciones especiales, pero no hay que olvidar que se trata de alimentos que tienen bastantes calorías y que, por lo tanto, no se debe abusar de ellos, porque siguen siendo muy calóricos en comparación con otros alimentos no light.

10. ¿La piña y el pomelo adelgazan?

FALSO. Existe la creencia de que estas frutas y algunas otras adelgazan pues se les atribuye funciones diuréticas o desintoxicantes, pero no existe ninguna base científica que lo respalde y en ningún caso es recomendable llevar una dieta a base de piña, pomelo o limón, porque aparte de monótona y aburrida, si se prolonga en el tiempo puede conducir a graves estados carenciales, sensación de hambre agobiante y efectos gastrointestinales indeseados: vientre hinchado, diarrea.

Piña

Imagen de jardinería ON

2 pensamientos en “Preguntas frecuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s